Cómo es la nueva fuerza laboral: millennials y centennials integrarán más del 75% del capital humano en 2025

Expertos señalan que estas generaciones no tienen problemas con el \”multitasking\” y que disfrutan de la sana competencia. Estamos hablando de personas muy conectadas. Para ellas, todo lo importante ocurre en la red y por esa razón les interesa también compartir de manera pública sus éxitos laborales y los de su compañía.

Para el año 2025 los millennials integrarán más del 75% de la población activa global; un momento de salida para las generaciones más grandes y de entrada para los centennials. ¿Cómo será ese escenario? Según un estudio sobre necesidades y preferencias de las cuatro generaciones más relevantes en el contexto laboral realizado por la firma internacional Sintec Consulting, los millennials ya han cambiado gran parte del paradigma de los recursos humanos.

Expertos indican que la generación ha demostrado tener sus propios intereses; como el reemplazo del dinero por buenas experiencias, la flexibilidad del tiempo, el desarrollo profesional y un clima laboral sano, notorias diferencias con las antiguas generaciones.

\”Quienes movilizan hoy el campo laboral buscan la inmediatez; ellos quieren respuestas claras sobre el plan de carrera, metas y objetivos. Estas nuevas generaciones son muy consecuentes con sus pensamientos, críticos de la vida y no les gusta perder el tiempo; constantemente están exigiendo a sus empleadores actualización, novedad y diversión, ya que de lo contrario se aburren con facilidad\”, comenta Juan Carlos Solari CEO de SAWA, startup chilena dedicada a aumentar la productividad en las organizaciones.

En este contexto, la retención del talento se ha convertido hoy en una tarea prioritaria para las empresas. Muchas de las soluciones para las organizaciones están en los programas de incentivos laborales, una tendencia que va en aumento y que permite aumentar la productividad laboral. Estos profesionales tan tecnológicos encuentran en estas estrategias la distensión y los motivos para el cumplimiento de metas mediante el juego y premios, que luego terminan otorgando experiencias personales satisfactorias. El asunto es evidente. Estamos frente a una generación que no tiene problemas con el multitasking y que disfruta de la sana competencia.

Fuente: El Mostrador